Su pedido está vacío
Facebook

Síndrome del Túnel del Carpo en el ámbito laboral.

Los movimientos de flexión y extensión de la muñeca efectuados por los trabajadores, la velocidad y la aceleración de los mismos para cada plano de movimientos, influyen en los traumatismos acumulativos de muñeca en los trabajos manuales.

El Síndrome del Túnel Carpiano puede estar causado y agravado por la postura en el trabajo. La postura de desviación de la muñeca en el plano de flexo extensión es un factor de riesgo. Los trabajadores que utilizan alternativamente aumento y disminución de fuerza en trabajos repetitivos, desarrollan un riesgo extra de presentar Síndrome del Túnel Carpiano. Estos trabajos incluyen mecanografía, personal de cuidados sanitarios, enfermería, trabajadores industriales y de servicios del hogar.

 

Medidas preventivas  

Hay que tener cuidado con las manos cuando se trabaja, o cuando se practica alguna actividad con ejecuciones repetitivas, especialmente si requieren fuerza, vibración, o posturas inadecuadas. Por ello, en el ámbito laboral, los fisioterapeutas deben participar en el diseño y configuración del teclado para un puesto informático, y promover una posición neutra de muñeca que ayude a disminuir los desórdenes músculos esqueléticos relacionados con el trabajo, la tenosinovitis de muñeca y el Síndrome del Túnel Carpiano.

También hay que prevenir otros factores de riesgo para el Síndrome del Túnel Carpiano , como son la obesidad, la diabetes, el tabaquismo, o el consumo de alcohol, ya que en ocasiones pueden contribuir incluso más que el trabajo.

En el puesto informático, el teclado, computador portátil y mouse debe estar ajustado a la altura de los antebrazos, se deben evitar las posiciones con flexión de muñecas, durante largos períodos de tiempo. 

Además, podemos ayudar a que la muñeca mantenga su posición neutra con el uso de accesorios diseñados que puedan ayudar a mitigar la fatiga muscular. Tales como la Manilla Ergonómica Ballpad y los Accesorios ergonómicos de Microsoft.  

Tratamiento mediante ejercicios fisioterapéuticos

En cuanto a la realización de ejercicios, el estiramiento de la musculatura flexora de la mano y ante brazo (muñeca y dedos, aductor del pulgar y pronadores), realizados varias veces al día liberan la presión del nervio mediano. Cada estiramiento se mantiene unos 15 segundos, y se repite entre 8 y 10 veces.

Se recomienda realizar este tipo de ejercicios pasivos de estiramiento en compañía de un fisioterapeuta.